Tomboy

Por: Daniel Molano Quintero
2015-10-29
Califique este disco:

En Tomboy Noah Lennox (Panda Bear) muestra una nueva faceta de su vida, y de su música, en la cual tiene que afrontar la responsabilidad de ser padre y de cuidar a los suyos. Como manifiesta en su excelente canción Surfer’s Hymn, usando la metáfora de un surfista, hay que mantener a la gente que es importante para uno en equilibrio y a flote por más de que vengan olas fuertes o mareas altas. Matizando lo anterior, Alsatian Darn exhibe el lado más vulnerable de Lennox, quien acepta tener miedo de no poder mantener a su familia haciendo lo que él quiere. Esto le preocupa tanto, que a veces no puede dormir y, aunque acepta que también toma riesgos irresponsables, pues nunca está seguro de que su música vaya a darle con que vivir, manifiesta que vale la pena superar las dudas y arriesgarse por lo que uno quiere.

Si bien Person Pitch, su disco anterior, habla de sus primeros años en Lisboa, Tomboy nos abre una ventana al día a día de su nueva vida en Europa, a la melancolía que siente a causa de estar lejos de su madre y de su hermano, a sus preocupaciones y a su manera de lidiar con estas situaciones. Por ejemplo, Last Night At The Jetty habla de los sueños y aspiraciones que Lennox tuvo algún día y, de cómo a través de los años ha ido consiguiendo lo que siempre ha querido. En la segunda parte de esta canción, después de un momento absolutamente inesperado y divino, donde Lennox repite desesperadamente que “él sabe”, concluye que hay que aceptarse a sí mismo y que hay que aceptar a la gente como es.

La canción homónima de este disco, Tomboy, es una reflexión de Lennox sobre su vida, su trabajo y de cómo invierte su tiempo. Luego de cuestionarse sobre estos temas, llega a la conclusión de que debe mantener una vida simple y sin pretensiones para ser feliz. Benfica es la conclusión ideal a toda la confusión planteada por Tomboy (el disco): esta canción habla de ganar y de cómo, aunque la gente siempre diga que no es lo que realmente importa, es lo más importante para todas las personas. Incluso, Lennox llega a decir que “no hay nada más importante en la vida” que ganar; aceptando así, su deseo humano de querer ganar siempre.

La nueva dirección en su música se basa en su deseo de alejarse del uso excesivo de samples que caracteriza su disco anterior, Person Pitch. Lennox comenta: “Me cansé de los parámetros estrictos del uso de samples. Pensar en Nirvana y en The White Stripes me dio la idea de hacer algo con un enfoque estricto en la guitarra y en el ritmo”. Lennox logra su cometido con bastante éxito, presentándonos un disco lleno de guitarras y ritmos memorables que en ocasiones dan demasiadas ganas de moverse instintivamente. Afterburner es el ejemplo perfecto de lo dicho anteriormente, pues es imposible no moverse mientras esta canción está sonando.

Tomboy es un muy buen disco que expande el sonido auténtico y sin pretensiones de Lennox en nuevas direcciones. Está lleno de ritmos, de detalles y de texturas increíbles. Sus textos son muy sinceros y es imposible no sentirse conmovido por algunos de ellos. Lo único que me queda por decir, y se me viene a la cabeza la primera canción de este disco, You Can Count On Me, es que espero que podamos contar con que Panda Bear siga haciendo música de esta calidad y dando lo mejor de sí mismo, es algo que la música necesita urgentemente.